Navegación
Ult. Temas
Staff
Administradores
Moderadores
Masters
Top Posteadores Mes
Hermanos y Élites
Hermanos

Nuestro Botón

Élites
Créditos
En primer lugar para The Captain Knows Best por el diseño base del Theme de nuestro foro, así como a todos los usuarios que forman la comunidad y hayan decidido darnos un poco de su tiempo para mantenerlo vivo.
Afiliados

Prólogo [2.0]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Prólogo [2.0]

Mensaje por Sören Vorgrimier el Lun Jun 08, 2015 3:32 pm



Prólogo de ERAD




1. El legado de los Titanes

Al principio de los tiempos, solo existía una única forma de vida que no era más que una entidad conocida como "la fuerza universal". Esta decidío usar sus poderes para crear un mundo perfecto llamado Weyard donde primara tanto la magia como la tecnología.

Para crear la magia y traerla a Weyard, la Fuerza Universal dio vida a cuanto poderosas entidades menores: los titanes. Su creación significo el nacimiento de la magia en Weyard pero aquello trajo terribles consecuencias pues, mientras que una sombra crecía en la entidad, Weyard comenzaba a sufrir las consecuencias de mantener tanto poder en su interior ya que los titanes contenían demasiado poder y no se podía contener tanta energía (mágica o no) en un solo mundo. La Fuerza Universal, ajeno a la oscuridad que había nacido en su interior, volvío a usar su poder para dividir Weyard en dos, creando un nuevo mundo: Gildoras, a donde envio los titanes alejando Weyard de las presencias mágicas. Al hacer esto, la parte oscura de su interior se libero convirtiéndose en la contraparte de la fuerza universal y en regente de Gildoras, convirtiendose en un dios para los futuros seres de este plano, del mismo modo que la Fuerza Universal lo era para Weyard. A este segundo ente se le denomino: "Olvido Eterno".



2. La Crisis de las Distorsiones


La creación de un plano puramente mágico hizo que todo ser vivo de Gildoras fuera mágico o con la capacidad de usar la magia. Poco después del nacimiento de este plano, llegarón los Sirens y los Semifénix, que fueron las dos primeras razas predominantes de Gildoras.

Los Sirens eran criaturas acuáticas con grandes poderes que les encantaba disfrutar de su entorno y, durante aquellos tiempos, no salían de los oceanos.

Por otro lado, los Semifénix se dedicaron a viajar por el mundo en busca de aventuras y conociendo el mundo en el que habían nacido descubriendo que había dos razas interesantes: los elfos y los hechiceros, que serían el equivalente a los humanos en Weyard.

Durante este tiempo, aveces se producían distorsiones del espacio hasta que, la Fuerza Universal y Olvido Eterno, tuvieron que colaborar para crear unos pilares por todo Gildoras y Weyard para estabilizar finalmente ambos planos y, a su vez, mantenerlos conectados.



3. La llegada de los Ángeles y los Demonios

Una vez arreglada la crisis de las distorsiones del espacio, ambos entes se crearon unos planos personales comunes a Gildoras y Weyard, cada uno con unas ideas totalmente diferentes. De este modo, mientras la Fuerza Universal usaba, esta vez con cuidado, su poder para crear un pequeño plano al que llamo Reino Celestial que suponía una transición entre el mundo terrenal y el Edén, el Olvido Eterno uso el suyo para crear el Inframundo que era la puerta para el infierno. Estos dos planos, además de para ser los hogares de los entes, se crearon como via de purificación o castigo de las almas.
Sin embargo, Olvido Eterno era malvado y cruel por lo que decidio crear una nueva raza de seres: los demonios. Unas terribles criaturas nacidas con el único proposito de hacer daño a los humanos tanto en Gildoras como en Weyard.
La Fuerza Universal temía a Olvido Eterno, lo conocía demasiado bien, y sospechaba que no tardaría en crear a algo como los demonios por lo que, sin esperar, tomo cartas en el asunto y decidio crear a los ángeles como moradores del Reino Celestial y protectores de los humanos, apareciendo casi al mismo tiempo que los demonios.

Durante este tiempo, los sirens comenzaban a explorar fuera de los oceános y en Weyard comenzaban a aparecer las primeras criaturas mundanas, fruto de un proceso de evolución de algunas especies afectado, también, por algunos efectos secundarios que tuvo tanta distorsión del espacio hacinedo aparecer así a los vampiros y a los licántropos. Por otro lado, los humanos comenzaban a evolucionar demostrando a la Fuerza Universal que había creado una raza muy inteligente a pesar de carecer de poderes.



4. La Primera Guerra de los Mundos


Se produjo una gran guerra entre los ángeles y los demonios que causo mucha destrucción tanto en Weyard como en Gildoras, viendose destruidos parte de los pilares lo que provoco que reaparecieran distorsiones. Esto provoco el inmediato fin de la guerra y que ángeles y demonios se vieran obligados, por orden de sus lideres, a reparar el daño causado reparando los pilares destruidos.

Lilith, la primera duque infernal, y Maximilium, la primera beldad, libraron un increible combate que duro casi veinticuatro horas. Los dos habían cosechado cierta atracción amor-odio que hizo de aquel enfrentamiento algo muy personal. Su enfrentamiento provoco la destrucción, accidental, de algunos de los pilares siendo la gota que colmo el vaso provocando que comenzaran a provocarse distorsiones del espacio por todo Weyard y Gildoras.

Olvido Eterno y la Fuerza Universal decidieron poner cartas sobre el asunto pues la destrucción de los pilares amenazaba con destruir todo lo que las dos deidades habían creado. Olvido Eterno deseaba provocar y destrozar lo que amaba la Fuerza Universal pero había cosas que el no deseaba destruir, como eran Weyard y Gildoras.

Ambas entidades llegaron a un pacto y obligaron tanto a la Orden Sereiph como a la Hermandad Némesis a colaborar juntos para reparar los pilares ya que solo un gran hechizo conjurado por el bien y el mal podría lograrlo.

Cuando lograron reparar los pilares, ambas entidades vieron que necesitaban proteger esos pilares, crear una raza que se encargara de protegerlos y evitar que algo así pudiera volver a pasar. Entonces, decidieron aprovecharse de esa extraña atracción entre Lilith y Maximilium para encargarles que engendraran un hijo, el primer ángel de la oscuridad, había nacido un Nephilim. Ambos, reacios, decidieron hacer el favor dejándose llevar por el placer.

La Fuerza Universal y Olvido Eterno exigio que sereiphs y némesis firmaran una tregua mientras se creaban los suficientes Nephilim. Llegado el momento, los Nephilim eran suficientes como para perpetrar la especie ellos solos porque la tregua fue abandonada pero Maximilium y Lilith se habían comprometido sentimentalmente el uno con el otro por lo que dejaron de intervenir directamente en el campo de batalla durante un tiempo.

Tiempo más tarde, Maximilium acudiría a una terrible batalla en la que los demonios tendieron una emboscada a los suyos resultando ser una trampa para Maximilium. Lilith había sido la artifice de aquello y su proposito era acabar con Maximilium y poner fin definitivamente a aquella tregua.Maximilium fue decapitado por la misma mujer con la que había tenido unos cuantos hijos.

Los humanos descubrieron finalmente sobre la existencia de seres sobrenaturales y mágicos debido a la terrible guerra que se libro por toda Weyard y Gildoras. Durante esta guerra, los humanos no pudieron hacer más que tratar de sobrevivir y ocultarse.

Los altruistas semifénix y los amigables Sirens que habían hecho amigos con otras razas se unieron a algunos hechiceros y elfos que colaboraron con demonios y sereiphs, según sus pretensiones. Lo cierto es que no hubo ninguna raza existente que no formara parte de la gran guerra, ni siquiera los dragones que también habían nacido hace decadas en Gildoras. Solo los humanos se quedaron rezagados ante su clara falta de medios.



5. Los Nephilim y los Ángeles de la Muerte


Sin embargo, no todos los Nephilim se adaptaron al papel que se les tenía reservado y algunos se revelaron. Esa rebelíon hizo que esos Nephilim se convirtieran en Ángeles de la Muerte, una nueva raza nacida con el próposito de destruir los pilares y destruir aquello que la Fuerza Universal y Olvido Eterno habían creado juntos.

La aparición de los ángeles de la muerte provoco primeros enfrentamientos con los Nephilim. Esta primera batalla que tuvo lugar en diferentes puntos de Weyard y Gildoras junto a los pilares provoco la inmediata intervención de la Hermandad Némesis y de la Orden Sereiph, preocupados por la supervivencia de los Nephilim.

Sin embargo, ambas razas fueron testigos de que los Nephilim eran lo suficientemente poderosos como para mantener protegidos los pilares y que, con suma rápidez, se habían vuelto una raza fuerte, cada vez más. Desde entonces, siguieron ayudando a los Nephilim pero no reservaban tanta dedicación a ese problema.

Mientras esto pasaba, los humanos comenzaban a ponerse manos a la obra en la busqueda de medios que los ayudaran a ponerse a la altura de lo sobrenatural o mágico. Las criaturas mundanas libraban también sus propias disputas internas además de cosechar, en cierta medida, cierto resentimiento hacia las máquinas produciéndose varios enfrentamientos.

En Gildoras, lo ocurrido durante la gran guerra alerto a sus habitantes de la existencia de los pilares y, muchos, dedicados a la aventura como los semifénix o algunos hechiceros comenzaron a viajar a Weyard.




6. La destrucción de los titanes

Durante las decadas siguientes, ambos planos fueron evolucionando equitativamente y comenzaron a nacer diferentes clases de criaturas derivadas de lo que se conoce vulgarmente como razas superiores.

Llegaron los primeros cyborgs, seres humanos mecanizados con increibles habilidades, también empezaron a aparecer los supersoldados y metahumanos, seres humanos que habían sido elegidos o entrenados para pasar por un proceso de experimentación que los permitía a un nivel superior que igualaba a la raza humana al resto, en cuanto a poder.

Los semifénix fueron la primera raza mágica en toparse con los cyborgs en algunas de sus misiones. A los semifénix les sento mal la existencia de algo así. Lo consideraban algo antinatural y comenzaron a eliminar cyborgs siendo, más tarde, ayudados por algunos hechiceros.

La acción de los semifénix hizo que, tiempo más tarde, un equipo de estos humanos mecanizados apareciera en Gildoras para investigar esas tierras. Los cyborgs habían comenzado a ver a los seres mágicos como un enemigo, consideraban que la magia era peligrosa. Descubrieron sobre la existencia de los titanes y que eran la fuente de la magia por lo que se propusieron destruir a los titanes y tras una dura batalla lo lograron.

Sin embargo, lo que los cyborgs desconocían es que la destrucción de los titanes provocaba unas lluvias de semillas mágicas, una por cada titán, que darían vida a una nueva raza: los element.

Primero aparecerían los element del fuego, del agua, del aire y de la tierra. Los del fuego se asentarían en desiertos o zonas áridas o volcánicas, los del agua en los oceanos, los del aire en altas sierras o cordilleras y los de la tierra en profundos bosques. Las cuatro clases se encargarían de proteger cada zona con su vida evitando que nadie destruyera sus tierras ni sus razas.

Sus enemigos eran aquellos que pertubaban su territorio por lo que cada clase tenía sus propios enemigos. A menudo colaboraban con otras razas benigas como los sereiphs o los semifénix o los sirens.

Según la clase de element, tenían una personalidad diferente. Los del fuego eran valientes y apasionados. Los del agua eran extrovertidos y juerguistas. Los de la tierra eran serios e introvertidos y los del aire eran inteligentes y sociales. Los del fuego hacían buenas migas con los de tierra y los del aire con los del agua. Esto hizo que ambas combinaciones trajeran a la vida dos nuevas clases de element: los element del hielo (fusión de agua y aire) y los element lava (fusión del fuego y de la tierra) dando un total de 6 clases de element.

Los cyborgs supieron de que la destrucción de los titanes no había servido de nada asi que volvieron a Gildoras y decidieron crear elements artificiales. Unos element que tuvieran la misión de combatir a los verdaderos element y así poner fin a la magia. Estos element no podían hacer magia, no erán mágicos sino que sus poderes procedían de experimentos científicos o técnicos. De este modo, nacieron los Dark Element.



7. El nacimiento del Planeta Xeonova

Tiempo después del nacimiento de las máquinas, Omnicron, la mayor máquina con IA creada hasta ahora, se apodero de la ciudad convirtiendola en una ciudad con vida propia. Omnicron expulso a los seres mágicos que habitaban en ese momento en la ciudad o que se encontraban allí y se convirtió en el sumo gobernante.
Tras esto, Omnicron convirtió a la ciudad, con ayuda de sus poderes, en un pequeño planeta artificial que hacia las veces de nave sacando a Xeonova del planeta convirtiéndose la propia Xeonova en un pequeño planeta aislado con vida propia que amenazaba a Gildoras y Weyard. Omnicron y sus seguidores deseaban comprender la magia y convertir a sus practicantes en una especie de pilas de ellos a la vez que tratarían de gobernar también ambos planos. Además, buscaban de deshacerse de todo aquello que los rechazase.



*Aclaración para los veteranos del antiguo ERAD: Vuestros personajes en esta era no existen, han pasado miles y miles de años, por lo que ya han fallecido, es necesario hacerse personajes nuevos, aunque luego podáis hilar las historias de forma que el personaje nuevo halle alguna conexión con su antepasado de miles y miles de años atrás o algo así, pero los personajes de base deberán ser nuevos.


-{ Sören Vorgrimier }-

-{ Webmaster y Fundador de ERAD }-


Sören Vorgrimier

Cantidad de envíos : 334
Edad : 27
Localización : En la antípoda oscura

Datos de Personaje
Nivel:
22/100  (22/100)
PE Actuales:
Eradianos:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.